3 ajustes rápidos para que tu LinkedIn ¡brille!

Todo lo que haces comunica. Tu perfil de LinkedIn también comunica sobre ti, aunque no publiques nada. Por ello, aquí están tres pequeños cambios o ajustes que puedes hacer en tu perfil para que se vea súper pro.



UNO. Cambia la imagen de fondo. Esa que está arriba de tu foto de perfil. ¿Qué poner? Pon la misma que tenga la cuenta empresarial de LinkedIn de la compañía donde laboras. Que no tiene una, entonces acércate al equipo de comunicación para que ellos te guíen o te compartan una. ¿Por qué de la empresa? Porque en LinkedIn eres un vocero de tu compañía. Puede que no tengas el título de vocero, pero el resto de la red te relaciona con la organización donde estás. Recuerda que esta es una red de networking profesional. No es Facebook, ni Instagram. Mucho menos TikTok.



DOS. Cambia tu foto de perfil. Cuida tres aspectos básicos: uno, que el fondo sea neutro, nada de un librero, la calle o la sala de tu casa. Aunque seas pudiente, no seas presumido. Dos, cuida tu vestimenta, que sea profesional, la misma que usarías para juntas con clientes o colegas. Y tres, la iluminación. Usa una luz circular (como las que usan los influencers); cuestan $20 dólares en Amazon. Si usas lentes, no pongas la lámpara de frente, úsala de lado.



TRES. Comparte contenido visual. No, no hablamos de memes, ¡por favor no! Sino de infografías, videos, casos de éxito y fotografías que sean relevantes a tu profesión, y que sabes que pudieran ser enriquecedoras para colegas y clientes. No necesitas crearlo, solo compartirlo.


Son tres cambios sencillos que harán ver mucho más pro a tu perfil de LinkedIn. Créelo, los reclutadores y tus clientes lo tomarán en cuenta.