¿Cómo va la reputación digital de la empresa?


Una de las lecciones que hemos aprendido en el último año y medio es que gran parte de la comunicación se volvió digital. Desde las lluvias de ideas para una pauta publicitaria hasta los entrenamientos de voceros se volvieron virtuales. ¿Y cómo va la reputación digital de la empresa?


Si no sabes de qué estamos hablando y es parte de tu rol dominar el tema, considera tomar un entrenamiento sobre reputación digital ¡ya!

La reputación digital va más allá del número de seguidores en las cuentas de redes sociales o los visitantes al sitio de la empresa. Implica poder elaborar mapas de sentimiento, alcance e interacción que están teniendo los visitantes y seguidores.


Incluso, requiere medir la autoridad social de los usuarios y utilizar herramientas de escucha social para saber qué dicen los clientes actuales y potenciales de la marca allá afuera.


Hoy, más que nunca, es muy fácil tener y contratar “advocators” con mucho nivel de influencia y tener un impulso positivo en la reputación digital de la marca. Pero para ello se requiere tener conocimiento sobre técnicas de mapeo de influencers que permitan elegir a las personas adecuadas. Un influencer mal mapeado puede ser un disparo en los pies.


Ni qué decir del daño que podría causar a la reputación digital cuando se tiene una crisis enfrente y no se detecta, contiene y mitiga a tiempo.


¿Dónde puedo tomar un curso sobre esto? Una opción es YouTube o los cursos de LinkedIn. Ambos son un gran comienzo, aunque es recomendable tomar un entrenamiento digital con expertos (como los de ETC) que imparten este tipo de talleres y cursos en universidades como Anáhuac, el Tec de Monterrey y el ITAM.